Infelices, Javier Peña (Blackie Books)

La historia de una generación y sus fracasos. Los sueños rotos, las relaciones vacías, los afectos, el paso del tiempo… Javier Peña exorciza en su primera novela, Infelices, males   arraigados entre los que fueron jóvenes en los gloriosos años noventa y que han entrado de golpe y sin paracaídas en el abismo existencial de un futuro que no había sido escrito así.

La etapa universitaria, en Santiago, es el marco donde Moritz, Rudolph, Hans y Karl comienzan a tejer una red que se irá expandiendo como una tela de araña, sorteando las distancias, las ilusiones, las soledades y las frustraciones.

Moritz escribe relatos y novelas que ninguna editorial quiere publicar, a Rudolph le han encargado una serie de reportajes mal pagados sobre asesinos famosos para La Revista, mientras que Hans escribe discursos políticos para una consejera de piernas bronceadas de solarium y botox.

Karl es un vínculo estrecho entre ellos, una conexión cimentada en una relación que va más allá de la amistad y el deseo en diferentes etapas de sus vidas. De los juegos sexuales al flirteo, del amor a la infidelidad, de la aventura a la maternidad…  Experimentan sin ataduras. Marga llegará más tarde. Ni el cáncer ni la quimioterapia son capaces de aplacar sus fuerzas, sus ganas de fiesta, de conciertos, de sexo y de borracheras.

Si el sexo es una tónica recurrente a lo largo de toda la novela, el humor, la ironía y el sarcasmo salpican a carcajadas cada capítulo por muy oscuro que sea. Un estilo con sello propio que engancha, atrapa y hace empatizar al lector con las historias de sus personajes.

Infelices retrata una época, con su música y su moda, con referencias concretas que ayudan a precisar los detalles y los hacen reales. También hay críticas a las diferentes tiranías de la sociedad, las convenciones, la familia, la hipocresía, los talent shows y la telerrealidad, el periodismo, la cultura… Se respira un ambiente comatoso y frío, que incluso a veces resulta ser escatológico.

Pero ante todo es una novela muy humana, escrita desde la experiencia de haber vivido o conocido parte de los acontecimientos que se narran. Un gran logro, una revelación y un descubrimiento que no ha hecho más que empezar.

“No han mencionado la palabra calidad, pero hablamos de periodismo, la calidad es la última de las preocupaciones. ¿Y cuál es la alternativa? ¿Redactar sermones como Hans? ¿Ser escritor como tú y pagar para que publiquen mis relatos? He visto las mejores mentes de mi generación destruidas por la mediocridad.”

“Asume el sexo a cambio de la compañía, como en una transacción comercial, un intercambio de favores, el fundamento de las relaciones humanas, eso que algunas parejas llaman amor, y otras, simplemente, pareja.”

“Nos han obligado a creer que ser afortunado es tener dinero para patatas fritas. Nos han obligado a creer que ser afortunado es que impriman tu nombre en La Revista, en el lomo de un libro de relatos, en el rótulo de un telediario. Eso no es más que alimento para la vanidad, las patatas con ketchup del ego, el atajo hacia la infelicidad.”

“Si alguien quisiera contar nuestra historia, la historia de los cuatro, no debería escribirla, bastaría para contarla una fotografía, una imagen, un trasero, un silencio, una mancha de sudor, un saltamontes nadando en cerveza.”

“Cuando engañas a tu pareja con su mejor amigo, es fácil que llegues a engañar a tu amante con un recepcionista cubano. Eres una devoradora de experiencias, actúas por instinto, para llenar algún tipo de vacío en tu cabeza y en tu coño.”

“¿Qué le queda más que esperar? La vida es solo eso. La espera por algo que está por llegar. La sensación de haber dejado escapar algo infinito. Solemos ver los años vividos como un prólogo, convencidos de que la enjundia acabará revelándose, que aquello por lo que esperamos llegará. Pero yo ahora sé que no lo hará, que la vida es solo prólogo, que el primer capítulo nunca se va a presentar. Me hundo en el asiento y cierro los ojos. Creo que ya sé quién será el undécimo asesino de mi serie.”

Infelices_3D_web copia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: